martes, 5 de abril de 2011

¡Vienen por todos!

¡Vienen por todos!

“Es peligroso tener razón cuando

el Gobierno está equivocado” Voltaire

En los últimos días, la Argentina entera ha contemplado, con enorme estupor, la degradación de los pocos marcos institucionales que quedan en el país, y el consecuente avasallamiento de todos los derechos y garantías constitucionales.


Así, don Hugo Moyano atropelló sediciosamente a la República exigiendo no ser objeto de una investigación suiza sobre su injustificable patrimonio personal y familiar, un extorsionador Siri –acompañado por uno de los hijitos de “Camión”- impidió que un millón de lectores pudieran leer el diario, don “Anímal” Fernández nos dijo que los radares fronterizos son una zoncera, doña Nilda Garré ignoró a la Justicia y al Congreso, y la inefable doña Cristina otra vez abortó una discusión parlamentaria para poder concretar, por decreto, una iniciativa de la oposición e intentar adueñarse de sus beneficios políticos.


Los ciudadanos, en general, parecemos no haber tomado conciencia, aún, que estamos perdiendo la República. Las encuestas, al menos por ahora, nos informan que seguimos privilegiando el auto, las vacaciones y el televisor a la libertad y a la democracia.


No reaccionamos cuando se nos roban nuestros ahorros en bancos o en AFJP’s, cuando se nos pagan jubilaciones de hambre, cuando carecemos de salud y de educación públicas, cuando nos matan o roban diariamente, cuando nos enteramos de cómo se transforman en increíblemente ricos los funcionarios de todo nivel, cuando se nos expolia con impuestos, cuando se violan la Constitución y las leyes en nombre de una democracia meramente formal.


La más curiosa de las características que nos diferencia del resto de las sociedades es nuestra falta de memoria. Así, olvidamos cuánto padecimos en 2001, y en 1989.


Por sobre todo, seguimos privilegiando la semana que viene a los próximos treinta años. Total, creemos que Dios es argentino y que, como tal, descubrirá la solución a los innumerables problemas que el “modelo” está escondiendo debajo de la alfombra del consumo impulsado por el gasto público y que explotarán en 2012, cualquiera sea el signo político –inclusive el K- de quien se siente en el sillón de Rivadavia.


Mientras tanto, el Gobierno y sus coyunturales y extremos aliados (por ahora) siguen haciendo de las suyas. Las “suyas” son ahora nuestras libertades, y la pregunta es si también lo soportaremos porque, algunos, estamos mejor del bolsillo.


Falta muy poco, realmente, para que vengan por nosotros, los que opinamos diferente, los que no estamos dispuestos a cejar en nuestra lucha diaria contra el pensamiento único y la tiranía y a favor de la República.


No somos capaces, siquiera, de percibir que, tuviéramos buenos gobernantes (los Kirchner hubieran podido serlo, de ser buenas personas), nos iría muchísimo mejor.


Tendríamos menos desigualdades, porque habría más inversiones y más empleo. Tendríamos mejor presupuesto nacional, porque no se podría subvalorar el crecimiento para manejar, arbitrariamente, la diferencia con la realidad. Tendríamos más reservas, porque el Poder Ejecutivo no podría disponer de ella para dilapidarlas a su antojo. Tendríamos más crédito internacional, porque resultaríamos creíbles y confiables.


Tendríamos mejor infraestructura, porque se dejarían de sobrefacturar las obras. Tendríamos mejores hospitales y escuelas, porque se terminaría la corrupción. Tendríamos nula mortalidad infantil causada por la desnutrición, porque los gobiernos se preocuparían por la gente. Tendríamos poquísima inflación, porque habría más oferta de bienes. Tendríamos el 82% móvil, porque no se saquearía a la ANSES.


Tendríamos mejor sindicalismo, porque se democratizaría la vida sindical. Tendríamos mejor Administración, porque los organismos de control recuperarían sus facultades y competencias. Tendríamos mejor política, porque se terminarían las cajas negras que sostienen esta forma de hacerla.


Tendríamos mejores transportes, porque se terminaría con el escándalo de los subsidios robados. Tendríamos seguridad cotidiana, porque impartiríamos educación y daríamos empleo a los jóvenes, y no planes clientelistas. Tendríamos menos narcotráfico, porque se radarizarían las fronteras y se sancionaría la “ley de derribo”.


Tendríamos un mejor Congreso, porque sería el foro en el cual se discutirían los verdaderos problemas de la gente. Tendríamos mejor policía, porque le pagaríamos mejor y la obligaríamos a actuar dentro de la ley. Tendríamos mejor Justicia, porque la permanencia de los jueces en sus cargos dependería de su independencia y de su idoneidad, y no del favor oficial.


Tendríamos mejores fuerzas armadas, ya que las profesionalizaríamos para la estricta defensa nacional. Tendríamos mejores jefes de gabinete y ministros, porque deberían rendir examen periódico ante el Congreso. Hasta tendríamos menos basura en nuestras calles y conduciríamos mejor, porque enseñaríamos a la población y castigaríamos las infracciones.


A ese pequeño inventario de posibilidades se puede llegar muy fácilmente. Sólo es necesario respetar y hacer respetar la ley. Para ello, resulta esencial contar con una Justicia independiente, seria y sabia.


Como dije recientemente en la nota “La cortedad de la Corte”, gran parte de la responsabilidad recae, también, en quienes ejercen hoy la primera magistratura del Poder Judicial. Si los ministros que la integran no reaccionan, cuando comiencen a venir por todos será tarde.


Basta mirar qué sucede en la Venezuela de Chávez, donde se ha pisoteado la libertad de prensa, el derecho de propiedad y, ahora, se arman milicias para respaldar el proyecto mesiánico del papagayo caribeño y su corte de rufianes. Hasta Correa, en Ecuador, y Evo Morales, en Bolivia, parecen niños de pecho comparados con el tirano rojo-rojillo.


Que Caracas, con opositores y periodistas presos, con instituciones vapuleadas y vaciadas, con poder omnímodo de un tirano, se haya transformado en el nuevo ideal de quienes nos gobiernan, nos debería dar una clara idea de qué nos espera a los argentinos.


Porque no se trata, solamente, de la enorme vocación para mantener intactos los canales de corrupción por los cuales han circulado tantas valijas y tantas toneladas de gasoil lo que nuestros mandatarios pretenden; quieren implantar aquí el modo tiránico de don Hugo de sojuzgar a su sociedad y apoderarse de todo.


Queda por definir, y será pronto, qué harán quienes hoy integran el Gobierno para evitar que un cambio los conduzca a la cárcel, al oprobio y a la pobreza. Mucho me temo que veremos, al respecto, nuevos días aciagos para la paz, la justicia y la concordia.

Bs.As., 5 Abr 11


Publicado por:













42 comentarios:

Anónimo dijo...

Tengo la misma visión que Ud. Estamos en el umbral de la pérdida total de la República ( Libertad, Igualdad, bien Común, Equilibrio e independencia de poderes). De todos modos seguiremos votando, es decir tendremos Democracia sin República, que es la manera de legitimar las tiranías y perpetuarse en el poder.
Solo falta que esta pelea de jurisdicciones generada para garantizar la inseguridad, sea el cimiento de milicias populares que surgiran de las mesas barriales a las que aludió la ministro de Inseguridad y que serán asesoradas por la Facultad de Cs. Sociales de la UBA y la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo.

Anónimo dijo...

Señor Avogadro:
La señora presidente ha dicho que hay que estudiar historia.
¿Cual historia, la de sus alabadas galas vestimentarias o de algún putesco festín de adulación?.
Ayer, si hubiera habido sinceridad, se habría recordado un hecho muy amargo en la historia argentina.
Un hecho que hay que condenar como hay que esclarecer la conducta de ciertas personas que en los manuales, recortados si no mentidos, figuran en la cima del procerato.
Me refiero al primer golpe que sufrió el naciente estado argentino.
El del 5 y 6 de abril de 1811.
Fue un golpe populista, militar y clerical.
Los documentos anulan cualquier defensa.
Sabemos los culpables y conocemos sus intereses.
Y me quedo, para que sea transparente el fondo de la reacción, lo que le manifestó el Déan Funes a su hermano Ambrosio.
Que el aplastamiento de las fuerzas morenistas, resto exangüe de la posición progresista, se debió " a que como otros movimientos se intentaba eliminar a la religión".
Entre esos movimientos estaba, nada menos, que la Revolución Francesa.
La eliminación de la religión, para el cura felón, era también el florecer de la democracia.
Moreno, aunque criticaba a Volney por " delirar en materia de religión", seguía los principios del extraordinario escritor francés.
Moreno pagó sus ideales de apóstol con una muerte ignominiosa.
Volney acabó sus días mendigando un plato de sopa en la casa de Sofía Trebutchet, madre del insigne poeta Víctor Hugo.
Las horas que pasaron conviene conocerlas.
Para no repetir los zumos amargos que hieren el alma como agujas candentes que se meten debajo de la piel.
Antonio Carlos Regadío, profesor de Historia.

Anónimo dijo...

Estimado Doctor: lo felicito por su artículo publicado en el día de hoy en el Informador Público.

Quisiera pedirle autorización para su publicación en el el Diario Compromiso de mi ciudad (Dolores Bs.As.). En los diarios de las pequeñas ciudades faltan personas que escriban sobre los grandes temas nacionales y atropellos oficialistas. Es necesario agilizar mentes dormidas tanto de sus directores como de los lectores en general.-

Sin otro particular, lo saludo muy atte.-

Viviana Uriarte

Abogada

Anónimo dijo...

Nunca tan cerca del caos y la guerra civil. Nadie toma nota, pero las condiciones actuales son casi perfectas. Cordialmente. Dr. Carlos D. Cattáneo

Anónimo dijo...

Agradezco la permanente información que me brindan.
Con mi compromiso de siempre.
Juan Domingo Zacarías

Anónimo dijo...

Gracias Enrique por tus palabras.
si le agregas que el Sr. K va a tener el mayor mausoleo para que las generaciones futuras lo veneren llego a la conclusión que en 20 años más estará K y Maradona en los billetes y sacarán a los desgastados San Martín , Belgrano, Sarmiento y Roca. Rosas quedará (al fin y al cabo fue un tirano sanguinario, pero populista.

Serán 20 años ??

Te escribo la frase que puse en mi última conferencia en la UNT antes de que me echaran por viejo, era sobre el calentamiento global y ciclos climáticos:

"Que la esperanza prevalezca sobre las miserias humanas" . Ojalá


Gerardo E. Bossi

Anónimo dijo...

-No hay opiniones estúpidas.. sino estúpidos que opinan
[...]

Qué fino humor!

Salutronics
Bob

Anónimo dijo...

No cabe duda alguna que es así.

Muchas gracias

Fernando L. Aráoz - Salta

Anónimo dijo...

Vamos Cristina 2011!!! Jé je.
Rodrigo Mauricio

Anónimo dijo...

Mi querido amigo,si yo me remonto 30 años,tendría una alegría inmensa,por supuesto por las energias que es lo único que añoro,de esos 30 añitos hoy tengo 60 años,y solo espero ver pasar,los cadáveres maléficos de mis peores enemigos,primero la bella durmiente de mi ARGENTINA.ANA

Anónimo dijo...

Te faltaría, hablando de Venezuela, que ahora el Comandante ha establecido a partir del año que viene, la instrucción militar de los niños de escuela primaria….



Alejandro Maglione

Anónimo dijo...

Enrique:



Me parece que iré acopiando espuma de afeitar para mis barbas a remojar…

Abrazo,



Alejandro

Alfredo dijo...

Mi querido Enrique

Es cierto todo lo que escribes. Pero el fundamental de los problemas es que los argentinos hemos perdido la "dignidad", palabra que se suele usar solamente cuando se habla en foros internacionales cuando se tratan los derechos humanos.
Pero la dignidad es un tema de todos los días, de nuestro respeto por nosotros mismos, de nuestras instituciones y de la "otredad", estos son los que nos acompañan en este camino de la vida que recorremos juntos.Y ya no nos respetamos, porque aceptamos que ignoren nuestra dignidad, salvo casos como el tuyo que usas la palabra para defenderla.
Si todos juntamos nuestras palabras, quizás nuestra dignidad sea respetada, y en esa epopeya me tienes como aliado, en defensa ya no de nosotros, sino de la patria grande que legamos a nuestros hijos y nietos.
Abrazos
Alfredo

Anónimo dijo...

ADMIRO SU ESFUERZO POR TRATAR DE LLEGAR AL CEREBRO DE LOS HABITANTES DE ESTE PAÌS!
UN BESO
BEATRIZ

Anónimo dijo...

No tiene desperdicio. María M

Anónimo dijo...

Excelente nota Enrique.
Muy triste por cierto ver hacia dónde nos estamos
dejando llevar.
No me incluyo, pero me llevan igual.
Un beso
Ale

Anónimo dijo...

Podríamos, como Ud, bien dice en su comentario, haber sido un gran pais, Ahora se trasformó en una republiqueta muy vilenta y sin miras de arreglo. Es por eso que en su nota que bajé en mi muro, comenté algo, que a lo mejor algunas personas no les va a gustar, pero estoy harta que escribamos siempre lo mismo, y NO hagamos algo, antes que sea tarde. Creo que no falta mucho para que eso ocurra . Ahora sin policías, echándose la culpa unos a otros, Sin hospitales, total que se mueran los pobres, Otros hablando con un terrorista iraní y nadie le dice nada, para quien trabaja el indeseable de D ¨Elía ? Todo esto que está ocurriendo, solamente NOSOTROS somos los culpables, De una cosa estoy segura, que los primeros que vamos a caer si esto sigue así, somos los que pensamos distinto.
Un beso
Beatriz LLobera

Anónimo dijo...

Hola Enrique: lamentablemente los ciudadanos siguen indiferente a la
realidad, y Moyano no quiere perder la --Gallina de los huevos de
oro___puede ser que de tanto exigir se quede sin la gallina.
Mi nuevo correo es: bilmae@rtcdigital.com.ar
cariños Bilma

Anónimo dijo...

Señor Avogadro:
Después de la curiosa apología del carnaval, según nuestra primer magistrada " la gente se divierte cuando la economía anda bien", ha resurgido el tema del genocidio armenio al que algunos jueces, que no han leído mucha historia de la embrollada del Oriente Próximo, han reinvindicado.
Según parece las víctimas podrán acudir a cualquier tribunal internacional para reclamar resarcimientos y otros beneficios, por ejemplo cesiones territoriales.
Los armenios sostienen que el gobierno argentino fue uno de los primeros en reconocer el tratado de Sévres.
Sería importante que los jueces, versados en genocidio, lean pormenorizadamente tal tratado.
Que no fue uno sino seis.
Uno de los artículos, monumento del saber jurídico, priva a los turcos de la administración de los cementerios.
Le confieso que no soy abogado pero dudo que un muerto pueda ser genocida.
Me enseñaron que el muerto no es sujeto de derechos.
También el conjunto de tratados mencionados, que los armenios apologan de continuo, privan a los turcos del carbón y el rezago del querosén -mazout-.
Nunca he creído que los braseros y los calentadores puedan ser eficaces armas de exterminio étnico. Quizás los armenios, con su saber sufrido, me puedan demostrar lo contrario.
Pero yo quisiera saber que pasará cuando los reclamantes se enfrenten con un tratado posterior: el de Lausana, que nuestro país también reconoció.
Y cuando en alguna polvorienta librería aparezcan los testimonios de Claude Farrere y Eduard Herriot, este último uno de los mejores analistas políticos de la época, con términos altamente laudatorios de los turcos.
Y cuando ante la bandera de exterminadores y crueles de los turcos surja la acción de Monseñor Roncalli, que durante los años 1938 a 1945 salvó a miles de judíos de la muerte y la sombría prisión gracias a la puerta abierta de Turquía.
Los armenios sostienen que Mustafá Kamal Atatürk valoraba en grado sumo la música religiosa israelita.
Es muy posible; había nacido en Salónica donde hay una importante comunidad sefardita y se ha comprobado que frecuentaba sus bibliotecas.
Yo no creo que valorar la música religiosa de otra religión sea una afrenta o un delito. Al contrario habla de una apertura mental elogiable.
Y con respecto a la comunidad sefardí proviene de las feroces persecuciones de los Reyes Católicos.
Que en aras de la pureza religiosa alzaban cercos de tablas y quemaban, con ensañamiento repugnante, libros y rabinos.
Libros que como el Talmud se encuentran en la biblioteca de Estambul.
Y para demostrar la ferocidad incoercible de los turcos hay un ejemplo que los armenios no podrán desmentir.
Numerosos turcos se llaman Izzet, porque en su lengua no pueden pronunciar Ishaj.
No me parece un ejemplo muy poderoso de discriminación.
Antonio Carlos Regadío, profesor de Historia.

Anónimo dijo...

QUE OTRA COSA PODEMOS HACER ENRIQUE QUE NO SEA CON NUESTRO VOTO PENSANTE, QUE TAN POCO VALE FRENTE A LA DEMAGOGIA Y
CLIENTELISMO POLITICO.

ESTOY EN UN 100 X 100 CON TUS EXPRESIONES, VEO QUE LA INDIGNACION DE LO QUE ESTA PASANDO COMIENZA A SUPERAR TODOS LOS MIEDOS.


HERNAN CARLOS PEREZ

Anónimo dijo...

Estimado colega, adhiero a su pensamiento y lloro por mi abúlico y desconcertado pueblo.
Apunto a la educación y a la Justicia como centros principales de atención.
Una nación sin Justicia no es una Nación. Un pueblo sin educación, no conforma una Nación.
Que Dios nos ilumine para entender de una vez por todas que no podemos seguir en este camino hacia la nada y que JUNTOS PODEMOS hacer frente a este desmás, pero separados no encontraremos jamás el rumbo.
Un placer saludarlo
Dra. María del Rosario Villar

Anónimo dijo...

Termino de leer tus lìneas, Enrique.
Coincido en todo, pero no en que "ellos" terminaràn
pobres. Dudo de que vayan presos. Pero el dinero no
se los saca nadie, como a Khadafi que ahorrò
U$S 40.000 millones en 40 años en el poder.
Tengo un amigo en Perù, casado con una argentina. El
mismo hoy es ministro de Defensa. En ese momento,
hace unos tres años, estaba en otro puesto. Una noche,
me comentò en Lima el cuchillo
que tenìa clavado Perù de parte de Argentina por el contra-
bando de armas a Ecuador. ¿Cuàntos años han pasado
desde esa traiciòn a la Patria? ¿Còmo es posible que
esto no halla llegado a Tribunales para aclarar el tema
y declarar traidores a la Patria a los responsables de
este desvìo de armas? Creo que los peruanos son los
mejores amigos que tenemos en Amèrica, siempre han
estado al lado nuestro. Al gobierno esto le interesa un
pepino, a la Patria sì. Todo lo que vino despuès de esto,
era esperable. Que nadie despierte es normal, hasta que
aparece un Urquiza o un Lonardi. Es decir, un salvador
cuando ya nos habìan pisado la cabeza antes sin que
nos dieramos cuenta. Cuando el paìs se diò cuenta ya
era tarde. Tenìan dos dèspotas: Rosas y Peròn. De los
ùltimos 200 años, el año actual es el màs peligroso. En
eso tenès razòn. abrazo,
patricio avellaneda patoave48@gmail.com

Anónimo dijo...

Buen día estimado Enrique:

Quiero feliditarlo por su editorial y comentarle que la comparto en un 100 % .

En mi actividad me encuentro rodeado de gente de clase media / alta con la cual comparto también plenamente todos estos conceptos. Mi temor es que por lo visto hasta ahora no alcanzan la suma de voluntades de cambio.

Como una reflexión personal quisiera compartirle que siento que nos encontramos en lista de espera para un proximo hecho de inseguridad o mejor dicho hecho delictivo.- Personalmente ya soy victima al cubo (3) de este tipo de hechos y mientras curo las heridas de los anteriores espero al nuevo...(Doy gracias a Dios de poder contarlo pero no se hasta cuando)

Preocupante el tema.

Aprovecho para saludarlo muy cordialmente

Dr. Fernando Suárez

Anónimo dijo...

Estimado doctor Avogadro

Leyendo su artículo en Notiar, solamente le puedo decir una cosa, aunque quizás usted no esté de acuerdo, pero los argentinos, muy pronto, van a decir que el General Videla, era una buena persona, comparado con lo que está haciendo el gobierno nacional, el cual está plagado de montoneros, que se estan cobrando su revancha, que ya no ponen bombas ó secuestran ó matan inocentes, ahora tienen sometido a todo un país y los argentinos viendo los toros desde la barrera, pareciera que a cada uno, no le importa nada, el problema es de los demás, que tristeza !.

Atentamente

Eduardo Bellas

El Salvador

Anónimo dijo...

Estimado Dr. Avogadro, apreciando la situación actual y posible futura, estimo que lamentablemente todo nos lleva a la probable situación que en pocas palabras expreso de la siguiente forma:
1. Realización de una serie de maniobras dolosas por parte del actual gobierno con el fin de asegurarse el triunfo en las próximas elecciones.
2. Una vez asegurada su permanencia en el poder, acentuación de maniobras similares a las aplicadas por Chavez en Venezuela.
3. Aparición de una suerte de desmadre imposible de controlar por las autoridades. Apoderamiento de las propiedades por parte de personas necesitadas de alojamiento y/o de otras impulsadas por intereses que desean obtener ganancias provocando el desorden generalizado.
4. Desemboque en una especie de guerra civil basada en el enfrentamiento de las partes afectadas. Con producción de importantes cantidades de bajas de civiles, policiales y militares.

No podría estimar la duración de este lamentable conflicto pero aprecio que habrá una enorme cantidad de bajas antes de que termine. Me arriesgo a decir que el conflicto no será de corta duración.

Me gustaría conocer su opinión.

Reciba Ud. un muy cordial saludo

Hernán

Anónimo dijo...

Estimado Dr Avogadro:

Acabo de leer en Notiar su artículo y,a mi edad (83 años), no puedo menos que felicitarlo por su ímproba labor de defender la democracia.

Es lamentable que nuestros políticos antepongan el YO a cualqier renuncio que signique no ser el primero. En las últimas elecciones, hubiera bastado con echar una moneda para que, sin menoscabo alguno, para
señalarnos que debieran hacerse a un lado TODOS y los votos se unieran para lograr el gran milagro.

Soy pesimista. Ojalá su prédica admirable logre cambiar el egoismo de nuestros políticos. Por todo esto, una vez más debo felicitarlo. Un gran abrazo


Pof. Bernardo FRANCHINO

Anónimo dijo...

Estimado Colega.

Entiendo perfectamente que pueda estar en desacuerdo con muchas cosas que hace o dice el gobierno, pero de ahi a que estamos perdiendo la República, me parece que se le va la mano en el análisis.
Respeto su opinión pero no comparto la visión.
Un cordial saludo

Dr. Julián Morínigo

Anónimo dijo...

Querido Enrique: Coincido con tu descripción y creo que la ciudadanía, en general, tiene conciencia de lo que ocurre. Salvo, desde ya, aquellos que se hacen los distraídos pues gozan de los beneficios del empleo público, jubilaciones sin aportes, subsidios sin mérito ni obligaciones, etc. El ciudadano promedio no alza su voz y no protesta pues sabe que es inútil pues ni el gobierno lo escuchará ni los medios difundirán sus requerimientos. Como abogado que sos y aún cuando no la ejerzas demasiado activamente sabés que los jueces también se hacen los distraídos pues no quieren tener problemas y hay como un pacto de impunidad entre la clase gobernante. Estamos en un laberinto del cual la única forma de salir – tal cual lo dice el famoso refrán – es “desde arriba”. Pero nosotros estamos abajo. Cordialmente. Rodolfo Brieba.

Anónimo dijo...

Enrique:

Excelente...seguí escribiendo. Interin recemos.

Un beso

María Monguillot

Anónimo dijo...

Estimado Enrique:
siempre he leído con suma atención tus reflexiones.
Muchas de ellas las he difundido aquí en Uruguay, entre ciertos actores políticos, pues describes un escenario actual en el cual nosotros poco a poco también vamos cayendo.
Este artículo es impagable.
Muchas gracias.
Abrazos
Luis Anastasía

Anónimo dijo...

Querido Enrique;
Comparto tu preocupacion y tu estupor; sobre todo por la estafa a la que estamos siendo sometidos por la denominada "oposicion". Me siento desamparado, desesperado y sin que a nadie de estos individuos les importe nada.Una pregunta ¿Seguis pensando que esta sinvergüenza no se presenta? Yo, con este panorama de humillante
disgregacion, lo dudo. Parecen que estos tarados -por ser misericordioso- se han hecho mas cristinistas que la Cretina.
Un abrazo
Jorge O.
PD: ¿Que le paso a Farinello? Me sorprende su oracion que me llegó hoy.¿Le habran retaceado un subsidio? Parece escrita por Bergoglio.
Cosas raras de este pais de locos.

Anónimo dijo...

Estimado Dr Avogadro, el articulo me parece sencillamente EXCELENTE. Lo difundí por todos lados. Le reenvió por cuerda separada un mail de un compañero mío que esta también detenido en B Blanca y es Coronel y abogado. Afectuoso abrazo

nmd

Anónimo dijo...

Lo reenvío con la certeza de que muchos debieran leerlo, lo triste es que quienes más lo necesitan o no lo recibirán y aun teniéndolo en sus manos no lo leeran ni comprenderán. Debiera ser de lectura y comentario en todos los establecimientos docentes y te aseguro que donde más falta haría es el las universidades incluyendo los cursos de posgrado y doctorados y no hablar de los cenáculos donde se reunen los políticos de cuarta que tenemos. "Dios ciega a los que quiere perder" Abrazo

Aníbal Casa dijo...

Estimado Enrique: concuerdo plenamente con su visión de los acontecimientos pero, si bien este gobierno ha llegado más lejos que ninguno, creo que no se trata de problemas propios de esta conducción política sino de la Argentina como país y su perverso presidencialismo devenido en autocracia. El problema raíz es la justicia, solucionado eso los demás se irán solucionando solos y la forma de solucionar la justicia es con el voto ..... pero eso jamás ocurrirá, por que los argentinos "no sabemos votar".
Haga usted la siguiente prueba: en la próxima reunión social a la que asista pregunte a un grupo de personas cuál es el tema más importante que Argentina debe cambiar para corregir sus problemas más graves, la mayoría le dirá la justicia y algunos la educación, luego pregunte a quien votaron en la última elección, (verá que muchos ni siquiera lo recuerdan) para terminar pregunte que propuesta le había hecho el candidato que votó sobre aquel tema importante a corregir. Esta sencilla prueba demuestra por que nada cambia. Hace unos años pensaba que el problema eran "los negros", el voto choripan, pero luego descubrí que casi toda la sociedad aun las clases más acomodadas o intelectualmente preparadas votan por que sí, fundamentando su decisión en trivialidades, o por que les parece que... o para darle el voto a la minoría y estupideces así.
Si todos sabemos cuales son las cosas esenciales que hay que cambiar y ningún candidato las propone, para que los seguimos votando.
Votando los argentinos somos todos "negros"
UN cordial saludo

Anónimo dijo...

Una vez más Dr. coincido con sus conceptos, pero ya no me conformo sólo con palabras sensatas volcadas en blogs., es hora de que aparezcan propuestas con "sentido común" y liderazgos fuertes para poder encolumnarnos.
Temo el enorme defecto del ya conocido individualismo argentino.
.Laura-

Anónimo dijo...

Estimado Dr. Avogadro:
Me parece excelente por lo claro, certero y convincente, su último artículo, del 5 del cte., sobre la afligente realidad nacional. Está a tono con los otros que he venido recibiendo de su autoría.
El lunes pasado tuve el gusto de conocerlo personalmente en la reunión de la Asociación.
Lo saludo muy atte.
Bernardo José Menéndez

Anónimo dijo...

No vienen, ya llegaron.
Existe un despertar, lo noto en la calle y en los lugares que frecuento, plaza y juego al ajederez, bar y arreglamos el mundo o ganamos los partidos sin jugarlos.
Si basta con eso, no lo se.
Eso se vera en las elecciones.
Uno de mis hijos me dice que se va del pais, lo asaltaron hace relativamente poco, se salvo de casualidad, la mujer, va, para que seguir, si todos lee los diarios o ven television.
Juan B.

Anónimo dijo...

Ojalà te publiquen una sencilla carta
o artìculo referido a que ningùn paìs del mundo civilizado
puede subir los sueldos el 40 %, con dòlar fijo. gran
abrazo, seguì con los artìculos, patricio avellaneda

Anónimo dijo...

Disculpame Enrique, no lo había leído. Es tal cual lo que escribís. Releo la larga lista de " tendríamos ".... y me surge pensar : tendríamos un País. No seríamos la republiqueta bananera que somos, que como gran cosa exhibe la alianza con Evo, Correa y el simio bolivariano y la pregona a los cuatro vientos. Hace del narcotráfico un estandarte y ya que estamos, se le planta a USA con las ínfulas de una superpotencia.... para robarle un equipo de comunicaciones.
Un abrazo,

Celeste

Anónimo dijo...

LAMENTO QUE HAYA ALGUNOS ARGENTINOS COMO VOS, CON TANTO CINISMO Y HABLANDO DE LA ARGENTINA COMO SI FUERA UNA CLOACA, EN OCTUBRE TENDRÁS LA OPORTUNIDAD DE ESPRESARTE EN LA URNAS COMO CORRESPONDE, AUNQUE SUPONGO QUE A VOS LAS URNAS MUCHO NO TE GUSTAN. tE QUIERO DEJAR BIÉN EN CLARO, EL PAÍS MÁS CORRUPTO DEL MUNDO ES ZUIZA,EL ORO DE LOS NAZIS , LA PLATA NEGRA,LA GUITA DE LOS NARCOS, SE GUARDAN EN ESE PAÍS DEL QUE TODOS HABLAN MARAVILLAS. Trata de preocuparte y pensar si el país cae en manos del contrabandista de autos MAURICIO MACRI.ESE SÍ VA A SER UN PAÍS PARA POCOS. COMO FUÉ DURANTE LA DICTADURA, EL MENEMISMO. LA ARGENTINA NO TE OLVIDES VIENE DEL PATACON, EL TRUEQUE EL AFANO DE LOS BANCOS Y DE DUALDHE QUE LES DIÓ TODO CON LA PESIFICACIÓN A LOS QUE PIENSAN COMO VOS. yO hoy tengo, y me quedo con lo que tengo, el tendriamos ya lo escuche muchas veces y siempre me dejaron en bolas. chau. Silvia Adriana Ferrara

Anónimo dijo...

muy buena esta nota,señor Avogadro!!!!
Lástima que destila miedo, manipulación, demagogia, queja insatisfecha, y un pequeño sabor a golpismo " made in república bananera " !!!
Por lo demás , muy buena esta nota!
La voy a usar para un trabajo práctico de manipulación de miedos !!
Gracias !
Saludos
Marcelo Rosa roja icono gestual
P.S : si vienen por todos, que se lo lleven al autor de esta nota !! Sonrisa icono gestual Risa icono gestual

Anónimo dijo...

Estimado Dr Avogadro:

Leí su carta "Vienen por todos".
Tal vez le interese leer la mía para constatar no sólo que usted tiene razón sino hasta donde vienen por todos.
Lo saluda,
Marta Olivero